1


Los beneficios de los aceites sintéticos

Los lubricantes Mobil SHC™ superan a los aceites minerales; las ventajas son claras.

Mobil SHC Benefits

Los lubricantes Mobil SHC trabajan duro para usted, y le ofrecen ventajas que los aceites minerales nunca podrán igualar.  En condiciones severas de funcionamiento, como temperaturas, cargas y presiones elevadas, cargas y presiones, arranques y paros frecuentes, rangos amplios de temperatura de operaciones y contaminación, los lubricantes Mobil SHC se vuelven más importantes todavía para ayudar a garantizar un funcionamiento confiable para sus engranajes, compresores, cojinetes o compresores de aire.

Por ejemplo, el límite superior de operación para los lubricantes Mobil SHC es normalmente 50°C más alto que las temperaturas de operación máximas para los aceites minerales de alta calidad.   Y con una excelente estabilidad térmica, además de resistencia a la oxidación, la formación de depósitos se puede reducir mientras se extienden los periodos de cambio de aceite.

Los lubricantes Mobil SHC son beneficiosos si se trabaja en ambientes de baja temperatura, ya que los aceites minerales tienden a espesarse en un grado mayor. Su alto índice de viscosidad permite que los lubricantes Mobil SHC, mientras que ayudan a ofrecer un mejor grosor de película y como resultado, mejor protección contra el desgaste de los elementos de las máquinas a temperaturas extremas.

Todos estos atributos de los lubricantes Mobil SHC conllevan otra ventaja: beneficios de eficiencia energética. Los aceites sintéticos ayudan a ofrecer una película lubricante más gruesa a la temperatura de operación, en comparación con los aceites minerales, y además ayudan a reducir la duración del contacto de metal con metal y la pérdida de energía asociada.  Asimismo, la energía se puede perder debido a la agitación ocasionada por el movimiento de las partes mecánicas a través del aceite: los aceites sintéticos tienen una menor viscosidad en comparación con sus contrapartes minerales del mismo grado ISO de viscosidad durante el arranque, lo cual produce una pérdida menor de energía por agitación que con un aceite mineral.  Finalmente, y debido a que los lubricantes Mobil SHC tienen un coeficiente de tracción bajo, se comportan mejor a alta presión.